Ir al contenido principal

Entradas

Conspiraciones

 Sabes, algo me decía que tenía que venir, yo no quería pero algo me decía que era importante que viniera, tiene tiempo que pensaba en ti y no quiero que lo malinterpretes, estaba leyendo sobre el MK ultra y te recordé ¿Si te acuerdas esa primera vez que nos vimos? Todo era tan extraño, estabas en el grupo de tus amigas y yo pasé y salude a tu prima, si la chaparrita qué no se calla por nada del mundo, ahí no recuerdo como fue pero terminamos platicando, me sorprendió que en vez de platicar sobre la borrachera, la escuela o cosas de lo que hablan los demás empezamos a hablar de conspiraciones, tu me hablabas de las drogas pero no con el enfoque de la gente si no con el enfoque de un grupo control de un gobierno superior a todos los países, yo te hablé de los reptilianos, de la relación de los gobiernos con el narcotráfico, la religión y demás herramientas del gobierno para tener a la gente sumisa, creo que no era mi mejor carta de presentación pero extrañamente a ti te gusto. La segund
Entradas recientes

Te estábamos esperando

La vida muchas veces nos trae sorpresas y si las sorpresas como los accidentes suceden cuando menos se esperan, recuerdo bien esa tarde yo me encontraba en una banca de la plaza publica, tenía quizás unos 5 años que no estaba yo ahí, ¿a qué fui? No lo sé, mi divorcio me había dejado muy dolido y empecé a mensajearme con una mina de mi pasado, al cabo de un mes nos quedamos de ver allá, justamente donde la conocí, pero siempre cometo un error, jamás pregunto el estado civil de las personas y bueno pasó lo que siempre pasa, ella era casada y quería buscar una aventura pero las cosas no salieron como ella lo planeaba, así que me quedé solo y jodido, tendría todo el fin de semana para rascar mi pasado, para levantar mis pasos y no volverme a parar por ahí, no quería visitar a nadie porque no quería dar explicaciones del porque había vuelto después de tanto tiempo así que decidí llenar mi termo con tequila, unos hielos, refresco de toronja, el jugo de un limón y un poco de s

Gracias

 Los sueños son algo tan extraño, yo soy de la idea de cuando sueñas algo malo es porque algo va a suceder y también si sueño con alguien regularmente se lo digo, me gusta aunque tenga años de no hablarle a esa persona me gusta decirle lo que soñé, se que muchas veces no tengo respuesta pero estoy acostumbrado a escribir sin qué me lean, solo es como un alivio para mi. Hace unos días soñé con una persona desconocida, ¿Cómo lo sé? Fácil estaba en un lugar comiendo y ahí estaba ella, en ese lugar no había estado, hace algunos años había pasado por ahí pero no había entrado, era esa cafetería qué guardaba para un día ir a tomar un café, pedir algún panini y estar escribiendo, de pronto conocía a una mina y bueno no contaba qué iba a suceder. Fue un viaje qué hicimos de forma esporádico, no quise hacer la rutina de siempre en ese lugar, quería cambiar un poco la dinámica y lo hice, acababa de agarrar una afición qué era la fotografía, así que salí a lugares con vegetación y solitarios para

Eres libre

 Era imposible poder entender lo que había sucedido, mi sentido de orientación se había extraviado, mi cabeza empezó a doler de la nada, mi piel se erizo y sentí un escalofrío qué recorrió toda mi columna vertebral, ¿qué sucedió? Bueno pues me encontraba como de costumbre buscando lugares para tomar unas fotografías, me gusta mucho la naturaleza y me gusta inmortalizar esos momentos con la cámara, no tengo equipo profesional ni he tomado cursos solamente lo hago por gusto, bueno esa tarde había ido a una barranca muy concurrida para la gente que va a hacer caminata y algunas veces cuando el cause del río crece la gente se mete a dar un chapuzón, pero esa tarde era extraña ya qué casi no había gente y el agua era muy poca la qué bajaba por no ser tiempo de aguas, empecé a caminar y tomar fotos, tomar videos, me aventure un poco a aventar un dron pequeño qué tengo para ir explorando, no entiendo en que momento vi una iguana verde, me llamó mucho la atención así que decidí seguirla, no en

Ella no se despertó

  “…Conozco tus miedos más profundos, Dime la verdad, Esta es mi verdad y por tu culpa Todos piensan que estoy loco…”     Paola y yo vivíamos bien, la verdad aunque los dos éramos un poco distantes pero éramos funcionales, recuerdo todavía como fue que la conocí, era una fiesta de Francisco que era mi mejor amigo y yo estaba un poco apartado de todos mientras todos bebían y fumaban, yo estaba escribiendo cuando de pronto se me acerco Paola preguntándome ¿Qué era lo que escribía? Le mentí le dije que era un libro que iba a meter a un concurso y ella a pesar de estar alcoholizada me lo pidió para leer, leyó las primeras dos páginas y después me lo regreso, hasta el final de mi cuaderno apunto su número y su correo electrónico mientras me decía “ me dio miedo al leerlo, ¿me lo puedes pasar cuando lo acabes? Quizás yo te pueda ayudar un poco en darle forma y veras que vas a ganar” yo no entendía que pasaba, arranqué un pedazo de papel de mi cuaderno y le apunté mi número de ce

Sueño lúcido

  “…ya contesto el teléfono tranquilo, Y no con aquellas ansias, De escuchar que me extrañabas,   A pesar de que fuera, Una más de tus mentiras…”     T odo empezó con un mareo, si estaba yo dormido y de pronto sentí que me estaba mareando, quise pararme para ir al baño y evitar vomitarme en la cama pero no lo lograba, no lograba moverme, yo luchaba con todas mis fuerzas y de pronto solo sentí como si brincará, el mareo había desaparecido y me desprendí de mi cuerpo, me veía a mí mismo durmiendo en la cama, con el cuello un poco torcido, todo chueco, la sabana estaba en el piso, vaya en definitiva si era yo, tenía tanto tiempo que no me pasaba que no sabía qué hacer, hagan de cuenta que es como si estuvieran manejando un dron en primera persona, así uno vuela, uno se desprende pero a una velocidad magistral, fui a darle una vuelta a mis familiares, después a ver a aquella mina de cabello rizado y besos de sal, estaba bebiendo una cerveza clara y fumando un cigarro de los r

Ya no va a volver a casa

"Aquí empezó el conteo regresivo Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco Cuando llegue a cero se acabó Tú te vas, yo me voy, nos vamos los dos" Cada trimestre tenía que viajar a la capital una semana para dar capacitaciones, tener un convivio laboral y una junta nacional, era algo complicado pero ya había acostumbrado, Edith aprovechaba esa semana para visitar a su familia en León, pero esa semana era diferente, en día miércoles hubo un problema legal en la empresa y a la hora de la comida a todos los foráneos nos dijeron que nos presentaramos hasta el lunes en nuestros respectivos lugares de trabajo, yo no sabía que hacer de último momento decidí irme a Aguascalientes, tenía rato que no iba a ver jugar a mis rayos y el viernes jugaban, asi que tomé carretera y en Irapuato me paré a cargar gasolina, subí una foto al estado de whatsapp y mientras compraba un café me marcó Memo, él era un amigo que tenía dos años que se había ido de Morelia para allá desde que se casó me decía qu